Accesorios para la mesa

A primera vista las bandejas se consideran accesorios para la cocina o para le mesa, útiles sobre todo para transportar con mayor facilidad alimentos y bebidas, platos, vasos, tazas, boles y botellas, del mostrador o el lugar de preparación a la mesita del salón o a la mesa del comedor. Sin embargo, las bandejas no solo son objetos prácticos, sino que ofrecen la posibilidad de dar un toque final a las composiciones culinarias. Ya en el siglo XVIII se usaban no solo para colocar las vajillas, sino que eran muy apreciadas como modo sofisticado para presentar el valioso juego de café o de té. Con el pasar de los años han ido cambiando las costumbres y los gustos, pero ha permanecido intacta la necesidad de tener objetos que logren satisfacer por completo tanto las exigencias prácticas como las estéticas. Y las bandejas, si sabemos elegirlas bien, nos ayudan a adornar las mesas sin dejar de jugar su útil función y remarcando el estilo de una composición peculiar o poniendo todas las miradas en un plato característico. Hoy en día tenemos una amplia gama de bandejas a disposición.

Tipos principales de bandejas

El mercado ofrece una gran variedad de formas: desde las tradicionales bandejas ovaladas y bandejas redondas hasta las más modernas y extravagantes bandejas cuadradas y bandejas rectangulares, pasando por formas totalmente irregulares e indescriptibles. Además de estos modelos, podemos identificar tres tipos de bandeja con características bien definidas según la función que realizan: la bandeja de servicio, la bandeja para bebidas y la bandeja plana. Por lo general la bandeja de servicio tiene un borde alto y resistente, además de tener dos asas. Este tipo de bandejas es muy versátil y también se puede utilizar para colocar objetos pesados y voluminosos. La bandeja para bebidas casi siempre tiene un borde alto que se utiliza, sobre todo, para sostener tazas y vasos, botellas y jarras. Mientras que, como su nombre lo sugiere, la bandeja plana se distingue por su borde poco elevado. Como se trata de un plato grande, que se usa sobre todo para servir y presentar alimentos, tiene la doble función de proteger las manos de cosas calientes y de garantizar la higiene necesaria.

Más allá de la bandeja tradicional: formas y usos especiales

Y si hablamos de formas especiales, no podemos olvidar las bandejas de varios pisos, ideales para frutas, tartas y dulces; o la Lazy Susan, una bandeja giratoria que por lo general se coloca en el centro de una mesa redonda, gracias a la cual todos pueden servirse con facilidad de los platos centrales que contienen los entrantes, condimentos o guarniciones; y por último tenemos la tabla de cortar que se usa muy a menudo como bandeja. 
Quienes buscan una bandeja perfectamente adecuada para determinadas funciones, elegirán con mucha probabilidad uno de los tipos ya descritos con anterioridad. De cualquier manera, nuestra elección también puede basarse en el mero gusto estético, teniendo en cuenta colores, acabados, estampados, así como los materiales, que van desde los más tradicionales hasta los más innovadores, regalándonos clásicos como las bandejas de madera y las bandejas de metal. Y para quienes prefieren un accesorio con características únicas, nada mejor que la elegancia de las bandejas de piedra natural. Por último, si lo que se busca es una solución práctica y decorativa para cada ocasión, también podría ser conveniente elegir juegos completos, constituidos por bandejas de varias dimensiones, con decoraciones temáticas y colores combinados.

¿El desayuno en la cama? Elige la bandeja adecuada

El despertar es uno de los momentos más importantes de la jornada, capaz de determinar su evolución y su ritmo. «Hoy me he levantado con el pie izquierdo» es una de las frases que más se utilizan para expresar un despertar, digamos, no muy bueno. Con el desayuno en la cama no se corre el riesgo de pronunciar esta frase: recibir el desayuno en la cama permite vivir un momento, como el del café de la mañana, relajante y placentero, y prolongar algunos minutos el tiempo que dedicamos a nosotros mismos y a nuestro despertar. Para vivir este momento de la mejor manera, es necesario contar con una superficie de apoyo que pueda soportar el movimiento del colchón y que, al mismo tiempo, sea estable. Una bandeja para cama con patas plegables es la respuesta perfecta, ya que garantiza estabilidad y ofrece una superficie de apoyo como la de cualquier mesita. Algunos modelos tienen las patas plegables, por lo que ocuparán menos espacio a la hora de guardar la bandeja. Incluso existen modelos con las patas completamente extraíbles, por lo que se pueden utilizar también encima de una superficie tradicional como una mesa, mesita o encimera. ... Más ... less ... Más ... less

Navegar por Marca

On sale

Guardar en:
Síguenos en