WOMEN’S DAYS | ¡Ahorra el 20% con el código GIRLPOWER20 hasta el domingo 14 de marzo!

282 Bancos de jardín

Complemento capaz de combinar convivencia y sociabilidad, pero también reposo y contemplación. El banco de jardín se ha convertido en un elemento de mobiliario muy importante en los ambientes exteriores. Este complemento es capaz de amueblar con gusto espacios muy grandes, enriqueciendo rincones aislados de parques y jardines, pero dando también un toque diferente a mesas para uso exterior en terrazas y pérgolas. Que se embellezcan con jarrones o puntos de luces, la versatilidad de los bancos de exterior permite colocarlos en muchos contextos, de los urbanos a los naturales, en los miradores pero también en espacios grandes y aislados. Además, los bancos representan la combinación perfecta entre funcionalidad y estética gracias a los diferentes materiales utilizados.

Como elegir un banco de jardín

Nunca como hasta ahora, el banco de jardín representa un complemento de mobiliario completo y versátil, capaz de satisfacer cada exigencia, de las más comunes a las más excéntricas y particulares. En la mayoría de los casos hay que considerar tanto el gusto personal como la funcionalidad del asiento. La pregunta que tenemos que hacernos cuando queremos comprar un banco de jardín es: cómo utilizarlo y dónde colocarlo. Para elegir la solución más adecuada para tus exigencias, es importante considerar su uso y el contexto en el que se colocará. Los que buscan un elemento esencial y práctico, con una función principalmente estética, pueden optar por las versiones sin respaldo de madera o de teca para los ambientes más modernos, mientras los bancos para exteriores de piedra serían perfectos para ambientes más clásicos. Los bancos de jardín se suelen combinar con mesas y mesitas. Si queremos disfrutar de estos complementos al máximo, en las cálidas noches de verano, los bancos de jardín alcochados son ideales con reposabrazos y respaldos confortables, enriquecidos con cojines y tejidos. Los bancos de aluminio, en cambio, representan la solución ideal para los exteriores no protegidos como son más resistentes a la intemperie que otros materiales.

Bancos de jardín: funciones y materiales

Hoy en día, la calidad de los materiales utilizados para realizar los complementos para exterior es muy alta. Tanto que se trate de madera o de aluminio como de polietileno o piedra, los materiales utilizados ofrecen alta seguridad y garantía de rendimiento. Por lo tanto, la elección de un banco para uso exterior depende del gusto y del contexto en el que se coloca el complemento de mobiliario. La madera, material principalmente natural de allure sostenible, tiene un encanto especial. El grano de la madera, los matices de color y su calor hacen que los bancos de jardín de madera sean una pieza de mobiliario universal, capaz de adaptarse a cada estilo y ambiente. Los tratamientos utilizados para hacer que la madera sea impermeable y resistente a la intemperie hacen que estos bancos sean seguros y muy duraderos. Los materiales de plástico representan la alternativa moderna a la madera y al metal. Desde el polipropileno hasta el policarbonato, Vinytex y Corian, los bancos de jardín en plástico representan una solución práctica y ligera, pero también versátil y funcional. La piedra natural, el hormigón y el cemento representan la solución más atrevida pero también la más resistente y segura, perfecta para los jardines urbanos y los parques. Para los ambientes clásicos y de estilo industrial, las versiones de metal son ideales: sólidas, duraderas, minimalistas y lineales.

Funcionalidad de los bancos de jardín

El banco de jardín apilable representa la opción más completa y dinámica para los ambientes más modernos donde el espacio cambia continuamente y es necesario que también las otras piezas de mobiliario se puedan desplazar sencillamente. Todo esto sin renunciar al diseño y a la estética. Los bancos de jardín apilables son la solución perfecta para los ambientes exteriores domésticos, pero también para los bares, los locales y los restaurantes que necesitan objetos de gusto y que se adapten al espacio. Entre los bancos de jardín modernos hay también soluciones originales como los bancos de jardín luminosos: este tipo particular de mobiliario ofrece un asiento confortable y elegante al invitado e ilumina el espacio con gusto. La iluminación es importante porque crea la atmósfera correcta y es perfecta para ubicaciones sugestivas como a la orilla del mar o cerca de la piscina donde los puntos de luces son difíciles de colocar.

Bancos de jardín de diseño: del vano contenedor a los portamacetas

Quien ama vivir en el exterior sabe que un mobiliario funcional permite disfrutar de la vida al aire libre. En un banco para uso exterior se puede contemplar un panorama o relajarse, pero también invitar amigos y parientes para pasar la noche juntos. Entonces, tener objetos y herramientas a nuestro alcance es fundamental: los arcones de jardín permiten guardar cojines, mantas, herramientas de jardinería, pero también juegos para niños y otros objetos útiles para el jardín. El práctico vano contenedor, que suele estar debajo del asiento del banco, ofrece cobijo a todo lo que puede ser útil en el exterior. Tanto en la terraza como en el jardín o cerca de la piscina, el banco de jardín con vano contenedor satisfacerá las necesidades de cada cliente. Entre las soluciones de nicho, ideales para ambientes refinados donde el ambiente tiene que ser amueblado de forma elegante, hay bancos de uso exterior con jardinera integrada. Esta solución interesante nace como combinación de elementos diferentes: asientos diferentes, punto de apoyo y contenedor donde poner plantas y flores. Esta es una idea innovadora capaz de adaptarse a ambientes diferentes, tanto privados como comunes (exteriores, centros comerciales y patios en general). Los bancos de uso exterior con jardinera integrada son perfectos para los ambientes llenos de gente, ofreciendo un oasis de relajación práctica y de diseño.

Un banco para cada ambiente: soluciones modulares

Espacios amplios necesitan de grandes soluciones. Para enriquecer ambientes exteriores con elementos que se adapten perfectamente al espacio se puede optar por los bancos de jardín modulares. Estos nacen para satisfacer exigencias diferentes, desde asientos únicos hasta una solución más larga y que se puede personalizar con elementos adicionales. Por lo tanto, los bancos de uso exterior modulares se convierten en elementos de conexión con el ambiente, capaces de crear combinaciones originales y ampliar el confort como se quiere. Los bancos modulares no solo permiten amueblar el exterior según las necesidades, sino crean infinitas soluciones. Las diferentes configuraciones hacen que el cliente pueda dar rienda suelta a la creatividad adaptándolas a sus exigencias y cambiando el estilo si necesario, sin modificar el mobiliario.

Bancos de jardín: historia de un mobiliario urbano revalorizado

Los bancos de jardín son el elemento de mobiliario urbano por excelencia desde la antigüedad. Colocadas en parques, plazas y jardines públicos, en el 1700 adoptan la forma de bancos sin respaldo, realizadas en piedra y en madera, útiles para un asiento rápido y espartano. A partir del 1800 se empiezan a colocar en los chalets y en las mansiones señoriales, cambiando tanto los detalles como sus características. Nacen así los bancos con reposabrazos de metal acabado, enriquecidas con decoraciones importantes. Su evolución- de objeto de mobiliario urbano a elemento elegante y característico de parques históricos y jardines privados- se debe a importantes diseñadores que en los últimos años realizaron versiones innovadoras. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en