Camas de jardín

La llegada del buen tiempo es ideal para vivir los espacios de exterior, tumbados al sol o bajo la brisa fresca de la tarde, y una cama de jardín se convierte en la elección ideal para disfrutar de esos momentos al aire libre. Como es lógico, este mueble debe estar compuesto por materiales específicos resistentes a la intemperie, al sol y a cualquier agente atmosférico, y debe ser fácil de limpiar y de desmontar para poder guardarlo durante la temporada de invierno. Existen muchos modelos a disposición, por tanto, es indispensable conocer cuál es el tipo que mejor satisface nuestras necesidades, comenzando por definir si preferimos un modelo de dos plazas o de una plaza, teniendo en cuenta el espacio disponible, para después decidir el estilo y los materiales más adecuados para nuestro ambiente.

Camas de jardín: todos los modelos para poder descansar y relajarnos

Las innumerables propuestas de las camas de jardín incluyen las clásicas camas reclinables, las camas con dosel, los modelos individuales y los dobles, para responder a cualquier necesidad. Entre los distintos modelos, las camas de jardín con dosel permiten descansar al aire libre y, al mismo tiempo, protegerse de los rayos del sol de manera eficaz, gracias al uso de tejidos integrados en la estructura. Si se les coloca en un área exterior de dimensiones medias y sin otros elementos de decoración, se convierten en las verdaderas protagonistas de momentos de relax, solos o en compañía. También son muy apreciadas las camas de jardín dobles, no solo por su diseño, sino también porque permiten crear un rincón confortable con sistemas de luz indirecta y tejidos. Otra propuesta original es la de las camas de jardín iglú, con una cubierta casi total para protegerse del sol. Al elegir una cama de jardín es recomendable que sea transportable, para poder desplazarla cuando sea necesario y guardarla sin problemas al final del verano. Por su lado, la cama de jardín individual es ideal para espacios más pequeños y se puede combinar con otros asientos individuales para crear un conjunto que varía en función de las necesidades. Reclinables, con ruedas o parasoles, representan el máximo de la comodidad para quienes quieren transcurrir algunas horas placenteras leyendo un libro o escuchando música. También las camas de jardín redondas son muy utilizadas, con sus cojines y su gran comodidad, ideales para disfrutar en compañía sin renunciar a un diseño contemporáneo y a materiales resistentes y prácticos.

Materiales y estructuras de las camas de jardín

Los materiales que componen estos muebles de jardín tienen una característica peculiar, y es su resistencia a la intemperie y su capacidad de conservar la belleza con el paso del tiempo. Por lo general, se eligen el plástico o la madera, bien trabajados y con una gran atención por los detalles, unidos a tejidos técnicos muy suaves, pero al mismo tiempo muy resistentes a la intemperie y seguros, dando paso a un mueble moderno, ligero y delicado. Una cama de jardín de plástico se adapta bien al ambiente exterior, gracias a su resistencia al agua y su facilidad de mantenimiento. En cambio, la cama de jardín de madera es capaz de ofrecer un mejor resultado desde el punto de vista estético y de adaptarse a la perfección a cualquier contexto exterior. Además, se puede revestir con tejidos naturales o sintéticos, resistentes al agua y a los rayos del sol. Y para aquellos que prefieren el mobiliario moderno y tecnológico, es recomendable elegir un modelo de metal, adaptándolo al gusto personal con los distintos colores y formas. Por su lado, la cama de jardín de tela es versátil, funcional y personalizable, a menudo desenfundable y especialmente cómoda.‎

Camas de jardín: estilos y diseño

Antes de hablar del estilo de las camas de jardín hay algunas características que se deben considerar. Ante todo, debe tenerse en cuenta la comodidad. Si, por un lado, algunas camas tienen la ventaja de ser abatibles y ocupar poco espacio, lo cual hace que sean ideales para utilizarlas de manera provisional, si lo que se busca es un uso más prolongado estas podrían ser poco cómodas y correr el riesgo de romperse con mayor facilidad. Por tanto, si están destinadas a un uso frecuente, es recomendable considerar modelos más sólidos a pesar de que su volumen sea mayor, pues serán más cómodos. De cualquier manera, para no incurrir en errores, puede ser útil elegir una cama de jardín de respaldo ajustable con varias inclinaciones, un buen colchón suave y cojines cómodos. Por otro lado, con respecto al diseño, hasta hace pocos años la elección de los complementos de decoración de jardín era limitada a las clásicas sillas de jardín, mesas y taburetes. Sin embargo, estos elementos no garantizaban un relax completo, como sucede con los sillones, sofás y camas que permiten aprovechar mejor los espacios de exterior. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en