612 Caños de grifos

Un baño funcional, pero también hermoso y agradable a la vista, debe tener en cuenta cada detalle. Entre los muchos detalles que amueblan el baño, la cañería ocupa un lugar destacado ya que su buen funcionamiento contribuye al bienestar diario y puede aportar algo más a la habitación. Para acomodar el estilo o para una mejor funcionalidad de los caños, a veces es recomendable comprar botones y caños por separado. Aunque son adecuados para cualquier tipo de sanitario, los caños de grifos generalmente se colocan al lado de las bañeras, lavabos y bidés. La gama de productos para elegir es más amplia de lo que parece. La variedad viene dada no solo por el diseño y el estilo, sino también por el rendimiento, el sistema de montaje y los materiales.

Los tipos de caños de grifos para su baño

El baño es un lugar para cuidarse y cada detalle contribuye a que sea ideal para encontrar bienestar y relajación. El grifo del baño elegido con cuidado es un detalle lejos de ser insignificante, capaz de marcar la diferencia. Por este motivo, en el momento de la instalación, debe prestar mucha atención a ciertas precauciones, como la altura de montaje y la posición. La altura, de hecho, es una característica más funcional que estética, ya que sirve para garantizar un uso más correcto y más fácil de los grifos. Para el lavabo, por ejemplo, la altura correcta para instalar la boquilla es la que le permite lavarse las manos cómodamente, mientras que la profundidad de la boquilla debe coincidir con el orificio de drenaje. Una fuente más alta de lo necesario dará más espacio para lavarse cómodamente, mientras que una boquilla baja es más discreta.
Para un flujo correcto de agua, el caño del grifo para bañera debe sobresalir del borde de la bañera, pero al mismo tiempo no debe obstaculizar un uso cómodo de la bañera.
El caño puede ofrecer un chorro redondo tradicional o un chorro en cascada para la máxima comodidad y relajación.

Libertad total para elegir la instalación

En cuanto a los grifos son productos de diseño que se pueden instalar en la pared o en el suelo. Los caños de grifos para pared se insertan a través de agujeros dispuestos en la pared, liberando espacio en la parte superior. Este tipo de instalación es la más práctica porque aprovecha la proximidad de los artículos sanitarios a las paredes. Quienes optan por esta solución generalmente lo hacen por una cuestión estética o para adaptarse a la situación preexistente (reemplazo de grifos). Si los accesorios sanitarios están equipados con uno o más orificios, es posible instalar los caños de grifos directamente sobre el piso. En este caso, es particularmente importante coordinar los grifos del sanitario para dar la idea de un baño con atención a los detalles más pequeños. Los caños de grifos para el suelo son particularmente adecuadas para colocarse al lado de lavabos independientes o cuando la bañera es independiente y se encuentra lejos de la pared. Tienen un fuerte impacto visual que mejora la estética refinada y acogedora del entorno. También le permiten elegir la ubicación preferida de los artículos sanitarios, ofreciendo la libertad de diseñar el baño sin compromiso.

Elementos que completan y mejoran el estilo del pico

La primera impresión que se tiene al ingresar a un ambiente de baño que no se conoce, ciertamente viene dada por el estilo de los grifos que a menudo concuerda con el de los sanitarios. La posibilidad de satisfacer los gustos es muy amplia y es posible satisfacer las preferencias y necesidades, independientemente del badget disponible. Caños con formas más sinuosas que se refieren a un estilo clásico, encuentran su lugar en los baños de las casas donde todos los muebles están inspirados en años pasados. Emblema de elegancia, prestigio y buen gusto, este grifo enriquece un estilo de decoración muy formal en el que se percibe una sensación inmediata y envolvente de calidez y paz. Mientras que aquellos que prefieren ambientes modernos pueden elegir caños de grifos con un diseño contemporáneo y actual, en línea con los muebles, y con formas geométricas, con líneas limpias y esenciales, nunca monótonas.

Ojo al detalle: materiales y certificaciones

En la gran variedad que ofrece el mercado, es necesario prestar atención a algunos detalles para asegurarse de elegir, además de un producto que satisfaga sus gustos, también un objeto que sea agradable de usar y que dure mucho tiempo. La calidad de los materiales determina la duración del grifo y, sobre todo, su eficiencia. El material típico que se utiliza para la creación de las boquillas es el latón. Este material generalmente se usa en sus versiones cromadas, brillantes o mate, o puede dejarse natural para modelos industriales o vintage. Originalmente, era posible hacer las boquillas en latón cromado solo en combinación con plomo. Hoy en día, las tecnologías modernas permiten no utilizar plomo u otros materiales pesados, potencialmente dañinos, lo que garantiza la seguridad. Aquellos que tienen una actitud ecológica preferirán las caños de grifos de acero inoxidable. Además de ser 100% reciclable e infinitamente sin perder ninguna de las preciosas propiedades originales, este material tiene una alta resistencia, longevidad y seguridad higiénica.
Dado que los caños son un objeto de diseño de uso diario, también es necesario tener en cuenta la practicidad del modelo, la facilidad de limpieza, la ausencia de piezas donde se puedan acumular depósitos de cal y la presencia de las iniciales C3 que sirven para certificar Atención al ahorro de agua. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en