Cenadores de jardín

Para quienes desean mantener siempre ordenado y bonito el jardín y valorizar el aspecto estético de la casa, decorar los espacios de exterior representa un deber y un placer. Una de las mejores opciones en este caso es hacerse con un cenador de jardín para colocarlo en el exterior de la vivienda ya que, además de ser muy funcional, tiene un gran poder decorativo. El cenador de jardín es técnicamente un pabellón abierto, una estructura que ha ido evolucionando con el paso del tiempo y que en la actualidad se propone como un elemento que embellece el jardín. Por lo general, se realiza con una base estructural de forma cuadrada o rectangular capaz de sostenerse por sí sola y se completa con cortinas y cubiertas que tienen el objetivo de crear zonas de sombra. Por tanto, el cenador es un espacio semicerrado al aire libre que permite protegerse del sol y también la lluvia, en el caso de las soluciones más robustas. Al elegir un cenador de jardín debemos tener en cuenta tanto nuestro gusto personal como su tamaño, para que se integre a la perfección con el espacio que lo rodea y con el estilo de la casa. En efecto, si se trata de una vivienda moderna, el cenador de jardín puede ser esencial y geométrico, mientras que si la casa tiene un estilo rústico, se puede elegir una estructura de madera y completarla con cortinas de tejidos naturales.

Los materiales más utilizados para la construcción de cenadores de jardín

Los materiales de la estructura del cenador son fundamentales y aseguran su estabilidad y resistencia a la intemperie. A menudo, el cenador se realiza con una base de madera que se elige entre el pino o las maderas tropicales, como la teca y el coco, que son muy flexibles y resisten de forma natural a la intemperie. La base se puede dejar al natural o diferenciarla del resto de la estructura utilizando colores diferentes. La misma madera se puede tratar con barnices no tóxicos al agua que aumentan su impermeabilidad y hacen que sea más fuerte ante los rayos del sol y la intemperie. El cenador también puede ser de metal, aluminio o materiales plásticos. En todos los casos se compone de bases resistentes a la intemperie y a los rayos del sol, con anclajes al suelo sólidos y se completa con los soportes para colgar los toldos de cubierta y las cortinas laterales. Uno de los más comunes es, sin duda, el cenador de jardín de hierro forjado, que permite crear estructuras estables y, al mismo tiempo, ligeras y resistentes. Muchos cenadores de jardín tienen cortinas a medida que pueden ser plásticas o de tejidos naturales, como el algodón o el lino. Los cenadores de madera natural con telas de algodón o lino permiten crear un ambiente saludable, protegido contra los rayos del sol y muy ventilado en su interior. Por su lado, el cenador plástico es mucho más resistente e impermeable y se puede utilizar incluso en caso de lluvia o viento.

Cenadores de jardín: modelos y funcionalidad

Existen varios modelos disponibles, y entre ellos sobresalen los cenadores de jardín fijos y los plegables. Los modelos fijos son ideales para quienes han identificado un sitio en el que se quiere instalar la estructura de forma permanente. En cambio, el cenador de jardín plegable se elige para usos mucho más prácticos, ya que son más fáciles de mover y ligeros, y están equipados con bisagras especiales que permiten cerrarlos sin ningún tipo de esfuerzo.
Gracias a la innovación y a los progresos en el ámbito del diseño, también es posible elegir modelos de cenadores de jardín con una gran cantidad de accesorios. Entre estos encontramos el cenador con luces integradas, que suele ser de hierro, acero o hierro forjado, y hace que se pueda disfrutar del exterior incluso de noche sin tener que diseñar un sistema de iluminación auxiliar. Otra nueva tendencia son los cenadores de jardín equipados con nebulizadores que permiten relajarse en los días más cálidos.

Cómo vivir el exterior: cenadores de jardín para todos los gustos y necesidades

Para embellecer el ambiente de exterior y crear una zona de relax confortable, es importante hacerse con un cenador que tenga el tamaño ideal para el espacio del que disponemos, por tanto, no debe ser ni demasiado grande ni demasiado pequeño. La estructura y demás componentes deben ser resistentes al agua y capaces de asegurar sombra y bienestar. Además, el cenador de jardín debe integrarse de forma armónica con el ambiente, la pavimentación y el estilo del espacio disponible, es decir, moderno o rústico, esencial o romántico en función de los gustos personales.
Entre las propuestas más interesantes encontraremos los modelos de cenadores de jardín con banco y los modelos con mesa que permiten sentarse y descansar a la sombra gracias a cómodos y prácticos elementos de decoración ya integrados en la estructura. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en