34 Cestas de fuego

En el imaginario colectivo la cesta de fuego es el objeto alrededor del cual las familias se reunían en los días más fríos, algo así como un brasero portátil utilizado en ambientes en los que no llegaba el calor de la chimenea que, por lo general, se apagaba en la noche. Cestas repletas de carbones ardientes que se extraían de las chimeneas e irradiaban un poco de calor en las zonas comunes o en los dormitorios más fríos. Las antiguas cestas de fuego se utilizaban también para mantener los alimentos calientes y calentar la ropa; en este caso se preferían las cestas de fuego con tapa, útiles también para proteger de los carbones ardientes las faldas y las piernas de las señoras. En la actualidad, con el uso de los nuevos sistemas de calefacción, nuestras cestas de fuego modernas han cambiado su utilidad, y las familias le han encontrado un nuevo sitio de protagonismo en las zonas exteriores de las casas.

Las cestas de fuego: de la tradición a los tiempos modernos

El modelo más común es, sin dudas, la cesta de fuego de metal, el material más adecuado para las altas temperaturas, duradero y poco costoso. Los artesanos pueden forjar con facilidad el metal, dándole formas y decoraciones basadas en las necesidades del cliente. Las características cestas de fuego de acero inoxidable, van cambiando de color mientras se utilizan, debido a la exposición del material al calor, y de esta manera se obtiene el color ámbar típico de las cestas de fuego antiguas, que no es un defecto en absoluto, sino una peculiaridad que vuelve único el objeto. Y no podemos olvidarnos de las variantes de la cesta de fuego de hierro, de cobre o latón. Por último, también es posible utilizar versiones más peculiares, como pueden ser las cestas de fuego de hormigón.

La cesta de fuego, la nueva chimenea de exterior

Y si lo que queremos es decorar nuestros espacios exteriores, como jardines, terrazas o patios, la cesta de fuego de jardín es una excelente opción que conjuga diseño y utilidad. Actualmente las encontramos a la venta con formas más tradicionales, con decoraciones y ornamentos más clásicos o con diseños minimalistas y refinados. La forma más utilizada para la cesta de fuego es, sin dudas, la circular, que facilita la posición en círculo en torno a esta y crea la atmósfera ideal para largas charlas alrededor del fuego. Por otro lado, las versiones de cestas de fuego con base cuadrada o rectangular, con sus líneas más actuales y, a menudo, sin adornos, son ideales para integrarse con decoraciones de estilo moderno. Otro de los factores que pueden influir en la elección de la cesta de fuego es su altura. Podemos elegirlas bajas, útiles cerca de sillas, o altas, con un diámetro menor y un efecto estético más sugestivo; estas últimas se usan con frecuencia cerca de entradas o para delimitar un camino hacia el ambiente exterior. 

¿Cómo está hecha una cesta de fuego?

Como su nombre lo indica, esta cesta se utiliza para mantener vivo el fuego que nos calienta, ya que en su interior se colocan los carbones ardientes. Por lo general, se trata de un recipiente metálico que, la mayor parte de las veces, tiene una base compuesta por una pieza autoportante. De esta manera la cesta con las brasas se podrá mover y limpiar con facilidad separándola de su base. La pieza de apoyo también puede estar compuesta por pequeños pies decorados o tallados, o por un caballete o una base sólida redonda o cuadrada. Otra forma peculiar y de gran efecto estético es la versión de la cesta de fuego alta, cuya base es un pilar que se fija al terreno. 

¿La cesta de fuego se puede utilizar como barbacoa?

Cada vez es más común comprar objetos versátiles que tienen varias funciones, según las necesidades del momento. Y la cesta de fuego de exterior no es menos, por lo que, además de calentar el ambiente, nos ofrece su función de pequeña barbacoa. Será suficiente equiparla con una parrilla en la cual apoyar los alimentos que se cocerán en cuestiones de minutos. Como alternativa también se puede utilizar un recipiente donde colocar y mantener calientes los alimentos. La cesta de fuego también se puede equipar con ruedas. De esta manera se podrá mover con facilidad. Y último, pero no menos importante, cuando la cesta de fuego esté apagada, también se podrá utilizar para almacenar la leña o como botellero. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en