52 Contenedores para alimentos

Los contenedores para alimentos son útiles tanto para la conservación, como para la organización y optimización de los espacios dentro de la despensa. Los contenedores o recipientes se pueden colocar a la vista en estantes y encimeras de la cocina. Por ejemplo, los organizadores de especias pueden dar un toque exótico y de color a la cocina. Los recipientes son útiles para evitar desperdicios de alimentos y se pueden utilizar según las indicaciones suministradas por el productor, tanto para la conservación como para calentar o congelar alimentos.

Contenedores para alimentos: no solo en la alacena

Cada vez más personas transcurren la pausa del almuerzo en la oficina. En estos casos son muy útiles los contenedores herméticos para alimentos, capaces de resistir al transporte evitando que el contenido se derrame. La fiambrera está equipada con cubiertos, bandejas u otros pequeños compartimentos, útiles para organizar y transportar los alimentos de manera compacta o para conservar condimentos como aceite y vinagre, por ejemplo, para las ensaladas. FOOD À PORTER de Alessi es un ejemplo virtuoso de fiambrera. Un objeto con un diseño moderno y refinado que recuerda los accesorios de la cocina moderna sin renunciar a su principal función, que es la de ser una fiambrera con cabida, compacta y versátil. Los contenedores para alimentos también se pueden utilizar en el microondas, en base al tipo de material. En este caso son muy útiles las tapas provistas de válvula abrible, ya que permiten evitar las salpicaduras dentro del horno; cuando el contenedor se cierra, esta válvula permite crear un ligero vacío. 
Y cuando no es posible calentar la comida en un microondas, se pueden utilizar las fiambreras térmicas, que mantienen los alimentos calientes. Algunas fiambreras logran mantener el calor de los alimentos hasta 6 u 8 horas, con una pérdida de solo 10 °C.
Un recipiente atemporal para la conservación y transporte de los alimentos es, sin dudas, la antigua caja de almuerzo, un contenedor para alimentos de metal, generalmente en acero inoxidable o aluminio, utilizado para conservar el almuerzo para llevar. Esta versión está caracterizada por un recipiente y una tapa con cierre hermético que se puede utilizar como plato. No es posible utilizarla en el microondas, pero es excelente en acampadas, ya que permite calentar los alimentos en baño maría, colocándolos en un recipiente más amplio con agua caliente.
Cuando vamos muy de prisa y no tenemos tiempo para preparar nuestra comida en casa, podemos utilizar los envases desechables. Al final de la comida, podemos tirarlos a la basura correctamente, sin contaminar el medio ambiente. En este caso tenemos que prestar mucha atención al tipo de material, tratando de utilizar siempre los envases reciclables o biodegradables al final de su vida útil.

Cómo identificar el recipiente para alimentos más adecuado con respecto a nuestras necesidades

Un factor fundamental, además de la estética, es la funcionalidad. Si tenemos problemas de espacio y necesitamos apilar los recipientes, serán más útiles los contenedores rectangulares o cuadrados, en lugar de los abombados o redondos. Los contenedores transparentes son muy útiles en la alacena y en el frigorífico, ya que se puede ver el contenido y la cantidad disponible de cada alimento que se conserva. También puede ser útil usar bolsas reutilizables, que permiten ahorrar espacio, y se pueden guardar dobladas después de su uso. Pueden contener también líquidos y son excelentes para el congelador.
Cuando los recipientes tienen, por ejemplo, las tapas de colores, se pueden utilizar en estanterías abiertas para dar vitalidad a la cocina y memorizar mejor el contenido de cada uno.

Guía para la elección de los materiales

Los contenedores para alimentos están en contacto directo con productos alimenticios, por lo que es importante que estén hechos con material no tóxico, sin BPA y que pueda estar en contacto con estos productos sin hacer que se vuelvan peligrosos para el consumo.
Los más seguros y comunes son los contenedores de cristal, que pueden utilizarse en el congelador, el frigorífico y el microondas. Con su diseño atemporal, se pueden usar para llevar los alimentos directamente a la mesa y a menudo tienen tapas plásticas o de goma, también en la versión con aletas, que los hacen más seguros de transportar. Si se utilizan en la alacena, no existe ningún límite con respecto al material de la tapa, pero es importante saber que los cierren de corcho permiten mantener una humedad correcta dentro del recipiente que, de esta manera, se convertirá en un excelente tarro para galletas o pasta.
Los contenedores plásticos para alimentos tienen las mismas características que los de cristal, pero son más cómodos de transportar, gracias a su peso reducido y a una mayor resistencia a los golpes.
Algunos tipos de contenedores para alimentos se pueden lavar sin problemas en el lavavajillas, lo cual se indica explícitamente en el recipiente. Por lo general, esta información aparece cerca del rango de temperaturas a las que resiste.

¿Eres un adicto a Japón y su cultura? Prueba el Bentō

El bentō, o caja bento, nace en Japón en el siglo XII para llevar bolas de arroz y algas. A lo largo de los siglos siguientes su uso se ha extendido hasta convertir a la caja bento en un contenedor típico para transportar alimentos cuando se viaja. Actualmente se ha vuelto a poner de moda, debido a la exigencia siempre mayor de comer fuera de casa. La caja bento o «bento box» típica es de madera y permite mantener los alimentos frescos y con la humedad correcta, pero como para todos los demás contenedores, también están a la venta de plástico o metal. Con sus formas divertidas y de colores, su mayor solidez y seguridad, la caja bento plástica es ideal para contener la merienda de los niños en la escuela y en la guardería; en este caso es suficiente elegir un contenedor para alimentos con dimensiones más reducidas.
Otra peculiaridad de este producto es la presencia de uno o varios niveles, constituidos por dos o varios contenedores superpuestos. De esta manera, siempre tendremos a disposición una comida completa. A su vez, los niveles pueden tener características diferentes, como una mayor capacidad térmica, compartimentos más pequeños, realizar la función de taza y plato o ser específicos para alimentos ya envasados. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en