213 Estaciones de trabajo

Las estaciones de trabajo tienen una doble función fundamental en la oficina: definen el diseño del ambiente y permiten optimizar los espacios para que los colaboradores puedan realizar sus tareas de manera confortable. Un empleado que trabaja en un área de trabajo bien organizada, eficiente y cómoda tiene mayores niveles de productividad y se somete a un menor estrés debido a la cantidad de trabajo. Es por esto que elegir con atención los elementos decorativos de una oficina y organizarla de forma práctica no es solo una cuestión de estética, sino que influye en los rendimientos de toda la empresa. De ahí que la elección de los tipos de estaciones de trabajo requiera mucha atención, teniendo en cuenta también la amplia gama de posibilidades que el mercado ofrece.

Cómo elegir una estación de trabajo

Antes de identificar las estaciones de trabajo más idóneas, es necesario realizar un análisis del ambiente, que tenga en cuenta el espacio que se tiene a disposición y el número de trabajadores a los que está destinada dicha área, sin dejar de lado la posibilidad de que en un futuro el personal pueda aumentar o disminuir. Las personas que trabajarán en estas estaciones deben poder realizar sus funciones en una oficina equipada y que los proteja contra accidentes de trabajo, teniendo en cuenta la ergonomía de los asientos, la distancia entre la silla y el escritorio y la cantidad de espacio que cada empleado tiene a disposición.
Las estaciones de trabajo múltiples son la mejor opción para las oficinas en las que trabajan varias personas, ya que en una sola estructura integran sillas, escritorios y paneles de separación, ideados teniendo en cuenta el confort y la concentración de quienes trabajan. Las estaciones múltiples pueden estar destinadas a dos, tres, cuatro o más personas, ser de varias formas y materiales, instalarse a lo largo de las paredes o en la parte central de la habitación, en función del espacio disponible y del diseño que se prefiere.
Con las estaciones de trabajo individuales tendremos una infinidad de posibilidades de personalización de nuestra oficina. Gracias a estas oportunidades, podremos reflejar la personalidad de nuestra empresa, su filosofía y sus modos de trabajo, a través de la elección de sillas y escritorios en sintonía con la imagen de la marca, que pueden tener, por ejemplo, un diseño clásico de madera o aluminio, o bien ser soluciones menos convencionales o instalaciones innovadoras en cuanto a diseño y ergonomía.

Estaciones de trabajo entre ergonomía y diseño

Los elementos que componen la oficina también se pueden seleccionar de forma individual. Comencemos por el escritorio, que debe contar con una serie de funciones útiles para que el empleado pueda realizar sus actividades de forma eficiente, pero que, al mismo tiempo, se debe integrar de forma armoniosa en el contexto de trabajo y mantener una capacidad estructural correcta a lo largo del tiempo. Los materiales a disposición son muchos y, por ejemplo, si se elige una estación de trabajo con un diseño moderno, podremos utilizar el vidrio, el hierro forjado, el aluminio o PVC. Si, en cambio, queremos optar por un estilo clásico, la mejor opción será la madera. Las soluciones también cambian en función del área en la que se colocarán las estaciones. Por ejemplo, en el caso de salas de espera o de reuniones, se necesitarán escritorios amplios y, a ser posible, ajustables en base a las necesidades del momento.
Las sillas son el elemento que más influye en el estado de salud y la serenidad del empleado. Estas deben tener en cuenta el bienestar del usuario y las directivas y leyes correspondientes. Las sillas ergonómicas tienen un respaldo ajustable y sostienen correctamente la parte baja de la espalda. La altura y la profundidad de la silla también tienen que ser ajustables en función de la estatura y la constitución del usuario, para permitir adoptar una postura correcta durante el uso del ordenador. Por otro lado, tenemos una infinidad de posibilidades para satisfacer los más diversos gustos estéticos, que incluyen sillas clásicas, giratorias y mecedoras ergonómicas con un diseño atractivo. También existen muchos materiales, formas, dimensiones y colores entre los que se puede seleccionar la alternativa más adecuada para nuestras necesidades.

Paneles de separación y muebles de oficina: todo lo que completa una estación de trabajo

A menudo las estaciones de trabajo incluyen elementos separadores, ideales para mantener la concentración y el relax del empleado mientras realiza sus tareas. En este caso hablaremos de estaciones de trabajo acústicas. Los paneles de separación no solo garantizan el aislamiento acústico, sino que son una excelente solución de diseño, útil para caracterizar las áreas de trabajo de manera personal y atractiva. Estos paneles, ya sean de vidrio, PVC o fieltro, con sus formas y colores diversos, son elementos capaces de marcar la diferencia en cualquier área de trabajo destinada a varios empleados y colaboradores, gracias a que neutralizan los sonidos y garantizan privacidad y tranquilidad durante el trabajo.
Por otro lado, los muebles de oficina son esenciales para mantener en orden documentos y expedientes y para organizar los espacios de la empresa de la mejor manera. Su diseño dependerá de su colocación en paredes largas o cortas, así como del estilo clásico o moderno del mobiliario del ambiente en cuestión. Pueden estar realizados de forma modular o en un solo cuerpo y están disponibles en una infinidad de colores y materiales como la madera, el metal y el cuero, para satisfacer disímiles necesidades. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en