LOVE DESIGN | Ahorra el 15 % hasta el 19.02

Iluminación de baño

La iluminación de baño no solo es funcional, sino que ofrece también la posibilidad de decorar con una serie de soluciones estudiadas para satisfacer necesidades estilísticas y estéticas. El cuarto de baño suele ser una estancia pequeña en la que a veces no se dispone de luz solar directa. Por esta razón es necesario diseñar su iluminación con gran atención. Para esto, podemos apostar por una gran cantidad de modelos que incluyen apliques, soluciones de iluminación de Led, espejos retroiluminados y lámparas de pie con acabados específicos para ambientes húmedos. A la venta se pueden encontrar productos de diseño que permiten obtener distintos efectos de luz y que cambian en función del tipo de proyecto. Por ejemplo, se puede optar por luces intensas que simulan la luz solar, luces tenues para momentos de relax o puntos luminosos distribuidos para resaltar una zona determinada del ambiente.

Un espacio que se transforma con la iluminación correcta

Estudiar atentamente la iluminación del baño permite cambiar la percepción de un ambiente estrecho. Para esto, se puede jugar con las dimensiones y perspectivas y alternar puntos de luz fría con efectos de luz indirecta, suave y acogedora. La iluminación principal puede estar formada por un plafón de baño que suele ser de luz indirecta, para evitar el deslumbramiento. Los plafones están disponibles en muchas formas y acabados y se instalan, por lo general, en el centro del techo. Pueden ser fijos u orientables para dirigir la luz hacia el punto que se desee. A estos plafones se suelen añadir focos y puntos de luz, sobre todo cuando se trata de baños grandes. De esta manera, se garantiza una iluminación mejor distribuida en el ambiente, aunque también se puede elegir una iluminación completamente integrada en un falso techo. Una elección menos común es la lámpara colgante que, además, en un ambiente pequeño tiende a ser demasiado vistosa.

Cómo elegir las luces para el espejo

El espejo es un elemento esencial dentro del baño. Para iluminar esta zona podemos elegir un espejo con luces integradas si lo que buscamos es un baño esencial con pocos elementos en las paredes a su alrededor. Y es que el efecto que se obtiene con los espejos retroiluminados es ideal para ambientes como el baño, que suelen ser pequeños, y donde es aconsejable limitar lo más posible el número de elementos a la vista. Si no queremos optar por este tipo de espejo, tenemos a disposición las lámparas de espejo o los apliques de baño con luz directa. Se trata de dos soluciones ideales para concentrar la iluminación en una zona específica, por ejemplo, sobre el lavabo, donde es útil tener una luz intensa y de tonos neutros. Otra opción la encontramos en los focos empotrables en el falso techo que se colocan a la altura del espejo o del lavabo. En este caso, es necesario prestar atención a la dirección del flujo luminoso, ya que una luz vertical puede crear zonas de sombra en el rostro y perder, de esta manera, su funcionalidad, mientras que una luz directa hacia el espejo se reflejará en este y será deslumbrante.

Luces tenues para los momentos de relax

En el cuarto de baño también encuentran espacio las fuentes de luz tenue, sobre todo en proyectos que incluyen una bañera, ya que crean un ambiente perfecto para un baño relajante. En este caso, se puede optar por un pequeño aplique de baño de luz indirecta instalado en la pared o, si las dimensiones del baño lo permiten, por una lámpara de pie para baño, una solución menos usual, pero de gran impacto estético, que se suele colocar en un rincón de la estancia o cerca de la bañera. ... Más ... Menos ... Más ... Menos ... Más ... Menos

Navegar por Marca

On sale

Guardar en:
Síguenos en