SUMMER SALES | ¡Utiliza el código READYFORSUMMER20 y ahorra -20%!

505 Lámparas en carril

La iluminación de carril está compuesta por una serie de luces que corren por una estructura metálica o de plexiglás a la que se cuelgan focos ajustables o lámparas pendientes. En particular, los sistemas de iluminación de carril son los que se sirven de focos o de lámparas con montaje en carril y empotrados en el techo: los carriles pueden ser tanto de metal como de plástico, y se pueden montar de manera que resulten invisibles. En estos carriles se pueden colocar a la vez tipos diferentes de luces, cuyo haz de luz se puede dirigir según las exigencias y que se pueden mover o quitar sencillamente. La iluminación de carril se utiliza muy a menudo para el diseño luminotécnico de ambientes muy grandes, contract o para tiendas. El diseño minimalista de este tipo de producto hace que sea perfecto para los ambientes modernos.

Tipos y materiales de la iluminación de carril

Como con todos los tipos de iluminación también con la iluminación de carril hay que tener en cuenta el mobiliario de las habitaciones para elegir el diseño de los focos que hay que colocar en aquel ambiente. Gracias a su diseño lineal, minimalista y de alta tecnología hace que este tipo de iluminación se adapte muy bien a contextos modernos. En los ambientes modernos se puede jugar on el metal y utilizar sistemas de iluminación de carril de aluminio o sistemas de iluminación de carril de acero. Otras soluciones pueden ser los sistemas de iluminación de plástico, en particular en tecnopolímero, policarbonato y ABS. De todas formas, también en ambientes de estilo más clásico, la iluminación de carril crea una atmósfera agradable, sin ser intrusiva, es este caso será necesario elegir el cuerpo iluminante con forma y color que se adapten al mobiliario. Por ejemplo, los sistemas de iluminación de carril en latón y en cobre serían perfectos para un mobiliario de estilo vintage. Otro material que se encaja muy bien en este tipo de mobiliario es el vidrio: los más comunes son los sistemas de iluminación en cristal que crean atmósferas de luces y transparencias particulares.

Ahorrar con las luces de carril LED

Las fuentes luminosas de los sistemas de iluminación de carril son muchas. En los mobiliarios modernos la solución más común es la de los sistemas de iluminación LED que consuman un 80% menos que las bombillas tradicionales. Además el flujo de luz de la iluminación LED permite orientar la luz donde se quiera, sin dispersar la energía luminosa por todas partes. De esta manera, la calidad de la luz mejora y al mismo tiempo se ahorra mucha energía. Otro modelo de iluminación muy común es la iluminación de carril halógena. De hecho, es bastante común amueblar un ambiente con carriles de focos tradicionales y ajustables. A las bombillas halógenas se les consideran un clásico pero también los sistemas de iluminación de carril fluorescente representan una opción excelente.

El diseño de la iluminación en carril

La iluminación constituye una parte muy importante del mobiliario. Un buen sistema de iluminación nos permite dedicar a cualquier tipo de actividad, sobre todo si por cada habitación se elige un alumbrado diferente y adecuado. La iluminación de carril es sin duda alguna el tipo de iluminación perfecto para los ambientes muy grandes, que necesitan puntos de luces diferentes y sobre todo mucha flexibilidad. Por lo tanto, esta es la iluminación perfecta para los museos en los que hay que iluminar a las obras de arriba, o para las tiendas donde se dirige la luz hacia los artículos a la venta. La iluminación de carril permite también cambiar la dirección y la posición de los focos, adaptándose a los cambios que lugares como los museos o la tiendas sufren muy a menudo. Para lo que atañe los entornos de trabajo, con las oficinas de concepto abierto, la iluminación de carril representa una solución inteligente porque permite dirigir la luz hacia los lugares de trabajos y cambiar su dirección adaptándose a cambios de mobiliario, tanto para reuniones extemporáneas como si hay que reorganizar los grupos laborales. Para los clientes más exigentes o para los entornos arquitectónicos de valor, muchos diseñadores eligen la iluminación de carril de diseño que se diferencia de las otras por sus cuerpos luminosos muy elegantes, por los materiales exclusivos pero también por su carril que puede convertirse en un elemento decorativo, dibujando caminos particulares que subrayan unos perfiles o se camuflan en la arquitectura, dejando espacio al diseño de la luz.

Iluminación de carril para cada ambiente

En casa también la iluminación de carril representa la opción más adecuada, sobre todo en unos ambientes. La cocina, por ejemplo, es una de las habitaciones que más necesitan una iluminación adecuada: además de disponer de una entrada para la luz natural, hay que pensar bien en las luces artificiales para iluminar perfectamente los lugares de trabajo. Un carril LED sería la solución perfecta porque garantiza una iluminación perfecta y directa hacia el plan de trabajo y la cocina, pero al mismo tiempo permite que la luz se diriga y se difunda de forma homogénea en todo el ambiente. La iluminación de carril sería la opción perfecta también para el salón: con los focos instalados en el carril se pueden crear diferentes zonas luminosas, en el sofá, en la mesa de comedor, o en nuestro rincón de lectura o donde tocamos el piano. La ventaja de la iluminación de carril en ambientes grandes es la de enfocar la luz donde sirva, sin dispersión, con una ventaja hasta económica, sobre todo si se eligen focos LED. Otra ventaja importante es que la instalación de un carril donde poner los focos permite iluminar diferentes ambientes aunque con una conexión eléctrica única; mientras que la iluminación tradicional necesita conexiones diferentes, de techo y de pared. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en