Lavandería y limpieza del hogar

La lavandería o lavadero es un ambiente funcional que contribuye a mantener organizada la casa. El mobiliario para la lavandería incluye una serie de elementos y electrodomésticos diseñados para que esta estancia sea práctica y, al mismo tiempo, agradable desde el punto de vista estético. Ante todo, en esta estancia no puede faltar una lavadora que, además, se puede combinar con una secadora de ropa. Hoy en día es cada vez más frecuente encontrar también lavadoras secadoras que reúnen las dos funciones y ocupan el espacio de un solo electrodoméstico.

Cómo amueblar una lavandería funcional

Tener la posibilidad de dedicar un ambiente de la casa a la lavandería es una gran comodidad. Sin embargo, esto suele ser posible solo en casas con espacios muy grandes o si se tiene un baño de servicio disponible total o parcialmente para esta función. A la hora de elegir el mobiliario para la lavandería es necesario evaluar bien el espacio a disposición y elegir complementos que sean capaces tanto de mejorar la funcionalidad de esta estancia como de crear un ambiente placentero, aunque se trate de una zona de servicio. A la venta encontraremos muchas versiones de muebles de lavandería. Hoy en día, se tiende a preferir estructuras que permitan el empotrado de la lavadora y la secadora y el montaje de puertas, con la doble función de ocultar los electrodomésticos y tenerlos protegidos contra el polvo. Además, los muebles estudiados para la lavandería tienen accesorios y opciones que permiten ocultar también la tabla de planchar y mantener ordenados todos los productos y utensilios necesarios para la limpieza.

El lavadero: un elemento estilo retro que vuelve a estar de moda

Como es lógico, la lavandería debe contar con un lavabo, o mejor aún, un lavadero. Por lo general, el lavadero es de cerámica y se caracteriza por una pila profunda que tiene dos funciones principales, ya que es útil para hacer la colada de ropa delicada y permite tener un acceso directo a un grifo en el que llenar, por ejemplo, el cubo para fregar el suelo. El lavadero puede tener una forma inspirada en la de las pilas tradicionales, con o sin escurridero, o una forma más contemporánea, con líneas netas y espesores reducidos, que es aconsejable si se necesita crear un espacio de múltiples funciones, como en el caso del baño de servicio que también juega el papel de cuarto de colada. De esta manera, el lavadero no pasará desapercibido y dará más personalidad al ambiente. El lavadero se puede instalar directamente en la pared o apoyado sobre un mueble con puertas donde colocar productos para la limpieza y accesorios.

Complementos y pequeños electrodomésticos para las tareas del hogar

La lavandería es un ambiente de servicio, por lo que se puede equipar también con accesorios y objetos que completen sus funciones, como es el caso del tendedero, la tabla de planchar, el cesto de ropa y otros accesorios para la organización, prácticos y bonitos. Este espacio también es útil para guardar todos esos utensilios y electrodomésticos pequeños que utilizamos para la limpieza, algunos de uso cotidiano y otros menos utilizados y que, justo por esta razón, necesitan contar con un sitio donde guardarlos, como por ejemplo, un armario. Estamos hablando de utensilios como la escoba, la aspiradora, la aspiradora de alfombras, la limpiadora de vapor y muchos otros accesorios que nos ayudan a mantener la limpieza y el orden en casa. ... Más ... Menos ... Más ... Menos ... Más ... Menos

Navegar por Marca

On sale

Guardar en:
Síguenos en