SUMMER SALES | ¡Utiliza el código READYFORSUMMER25 y ahorra con un descuento extra del 25%!

1,372 Mesitas de noche

Las mesitas de noche son accesorios de decoración para el dormitorio que casi siempre se colocan al lado de la cama; le permiten tener a mano objetos útiles e indispensables incluso en momentos de relajación total, antes de quedarse dormido y despertarse. Se pueden elegir simplemente para uso ornamental puro o para dar un toque de personalidad en una de las partes de la casa más importantes en la vida cotidiana. Hay muchos modelos de mesitas de noche que contribuyen a la estética de un proyecto de diseño de interiores y, gracias a esta enorme variedad, es posible variar entre las ideas y estilos más dispares, eligiendo entre muchas propuestas de dimensiones, materiales, colores y acabados. Las mesitas de noche modernas, por ejemplo, no necesariamente tienen que combinarse con otros muebles de dormitorio, y esto hace posible crear combinaciones originales y contrastes de colores y materiales.

Formas y materiales: las mesitas de noche que decoran el dormitorio

Por lo general, entre los materiales preferidos para los dormitorios son la madera y el metal: los acabados cromados, los paneles de madera lacados y las inserciones de acero contribuyen al éxito de un proyecto de decoración para un dormitorio. La elección depende fundamentalmente de la atmósfera que decida crear para este entorno familiar.
Al optar por una mesita de noche de madera, claramente no tendrá ningún problema; basado en el material elegido, puede adaptarse a todos los estilos, desde el más clásico hasta el más moderno.
Para quienes desean experimentar, el mercado ofrece una enorme variedad de materiales: vidrio, plástico o incluso materiales cementosos; cada uno de ellos le permitirá crear un estilo verdaderamente único para su habitación. Además de la elección del material, es muy importante elegir la forma más adecuada para la forma de sus espacios.
Las mesitas de noche redondas más originales a menudo se introducen en proyectos de estilo moderno, aportando un toque de novedad y originalidad al diseño de la habitación. Los modelos de este tipo, tan poco convencionales, se colocan fácilmente incluso en habitaciones de niños o en habitaciones de invitados. Estas mesitas de noche de diseño a menudo están hechas de materiales innovadores y versátiles, casi siempre están terminadas con acabados brillantes y colores o tonos metálicos, y podrían trasladarse fácilmente a otras habitaciones de la casa.
Entre las más comunes la mesita de noche rectangular de madera, caracterizada por líneas rectas, limpias y equilibradas, se usa en cambio en las habitaciones de estilo más clásico, pero se puede reinventar de forma más moderna para satisfacer cualquier otro requisito de estilo.
Menos utilizada, pero sin duda de gran efecto, es la mesita de noche cuadrada, más compacta en sus proporciones, pero siempre funcional y fácil de colocar.

Cómo elegir la mesita de noche adecuada para tu habitación

El primer aspecto a tener en cuenta al decidir amueblar una habitación como es el dormitorio es sin duda el tamaño de los espacios a su disposición. En este sentido, el mundo de los muebles de dormitorio ofrece una serie de soluciones muy interesantes entre las cuales será fácil encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades.
Si su habitación es particularmente espaciosa, no tendrá ningún problema y puede elegir la forma y el tamaño que desee. Otro punto a tener en cuenta es sin duda la practicidad: la mesita de noche no solo debe ser estéticamente atractiva, sino también y, sobre todo, cómoda de usar. Una elección original podría ser la de las mesitas de noche con ruedas; gracias a este tipo de accesorio, tendrá la posibilidad de mover estos pequeños muebles a cualquier rincón de su habitación, para que siempre tenga un apoyo para poner todo lo que necesita para su vida cotidiana.

Mesitas de noche que ahorran espacio: funcionalidad e innovación

¿Por qué privarse de la comodidad de una mesita de noche junto a su cama cuando tiene una habitación pequeña? Gracias a las innumerables nuevas soluciones disponibles, ahora es posible organizar mejor los espacios y no necesariamente tener que renunciar a ningún tipo de comodidad.
En este sentido, las mesitas de noche que ahorran espacio se convierten en elementos esenciales, pequeños y esenciales que, con una buena dosis de ingenio y creatividad, pueden convertirse en objetos fundamentales para el dormitorio. Debemos superar el concepto de dimensiones estándar, por ejemplo, optando por mobiliario con dimensiones más pequeñas, donde es posible almacenar un libro o colocar objetos pequeños.
Muy interesante es la idea de la mesita de noche con iluminación integrada, que por lo tanto no requiere espacio adicional para colocar la lámpara de lectura.
La solución perfecta para aquellos que buscan originalidad y comodidad al mismo tiempo son las mesitas de noche suspendidas, una evolución particular de los muebles tradicionales de una manera minimalista. Los modelos de suspensión se pueden hacer en varias formas, materiales y colores y sin duda darán personalidad incluso a la pared más anónima.

La historia de la mesita de noche desde los tiempos más antiguos hasta nuestros días

El uso de la mesita de noche como un mueble donde es posible almacenar los objetos cotidianos más íntimos y personales, tiene sus raíces en la Francia a principios del siglo XVIII. La etimología del nombre de este complemento se debe al término "commode", que traducido del francés cómodo, que significa conveniente, fácil, que luego evolucionó a través del latín “commodus” hasta la nomenclatura que todos usamos hoy.
Originalmente, las mesitas de noche tenían dimensiones más generosas y no estaban necesariamente ubicadas al lado de la cama; fue durante el Renacimiento que este mueble comenzó a acercarse lentamente a las características que actualmente reconocemos.
Desde el período Rococó hasta la época de Luis XVI, la mesita de noche experimentó una importante evolución, superando el concepto primario de funcionalidad para convertirse en un mueble con un carácter especialmente ornamental; Por lo tanto, las patas y los cajones se enriquecen con decoraciones y detalles artísticos típicos de este período histórico, para las tapas se utilizan materiales preciosos como el mármol y la piedra natural. La elegancia y la opulencia dan importancia y brillo a este mueble, que se convierte en una parte integral y fundamental de todas las habitaciones.
El período neoclásico representa una fase de transición, en la cual la mesita de noche comienza a adquirir una mayor sobriedad, mientras se mantiene vivo el aspecto decorativo.
A partir del siglo XIX, la mesita de noche definitivamente adquiere las características típicas de los muebles que usamos hoy en día. Las formas están agotadas y los materiales más preciosos y lujosos dejan espacio para la madera en sus variantes cerezo, caoba, nuez y fresno. El emblema de este período histórico son las típicas mesitas de noche con cajones que solemos utilizar.
Desde el siglo XX hasta la actualidad, finalmente, se utilizan los materiales más dispares, nacen nuevas formas y el aspecto decorativo adquiere carácter de acuerdo con la orientación artística y las modas del momento. Junto con las estructuras con cajones, incluso las mesitas de noche con puertas definitivamente se afianzan, una evolución innovadora del tema que abre la puerta a la funcionalidad adicional de este tipo de muebles. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Marcas

Materiales

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en