LOVE DESIGN | Ahorra el 15 % hasta el 19.02

Mobiliario de cocina

A la hora de diseñar el mobiliario de una cocina se deben tener en cuenta algunos elementos fundamentales. Ante todo, hay que considerar el tamaño y las proporciones de la estancia o de la porción del ambiente (en caso de espacio abierto) que se le dedicará. Los muebles de cocina ofrecen una gran cantidad de posibilidades de personalización y permiten mezclar materiales y colores para ajustarse a cualquier contexto. A través del diseño de encimeras, cocinas y muebles se pueden crear combinaciones de colores y materiales muy interesantes que dan paso a soluciones modulares que van desde los modelos más clásicos hasta los más modernos. De esta manera, y gracias a la posibilidad de combinar materiales como la madera, el mármol, el acero, el plástico e incluso elementos caracterizados por acabados de gran valor, la cocina se convierte en un espacio donde expresar nuestro gusto y personalizarlo con accesorios y decoraciones.

Cómo diseñar una cocina correctamente

En general, la cocina debe ser funcional, práctica y ergonómica. Esta es la razón por la que su creación se basa en algunas normas que facilitan su diseño y permiten obtener un resultado final más práctico para quien la utilizará. Entre estas normas tenemos la colocación del lavavajillas cerca del lavabo, del horno cerca de la placa de cocción (incluso cuando no es combinado), la disposición de cajones para colocar cubiertos, trapos y ollas en los muebles bajos y la colocación de muebles altos dedicados a la alacena. Existen también algunos vínculos para el diseño, como la posición de los desagües. Claro está, si se trata de una nueva construcción lo mejor será definir la posición de los muebles en fase preliminar, para evitar así tener limitaciones con respecto a las instalaciones. En cambio, cuando se quiere colocar una cocina nueva en un ambiente donde ya se tienen los desagües y tomas para el gas y la corriente, se tendrán que respetar las posiciones de estos elementos y comenzar el diseño por la colocación de componentes de la cocina como el lavado y la placa de cocción. De esta manera, el resto del diseño podrá ser suficientemente libre y basado en los gustos y necesidades de quien utilizará la cocina. Si el espacio lo permite, la cocina puede ser de esquina, con península o incluso tener una isla. En cambio, si la estancia es más larga que ancha, la mejor solución será una cocina lineal.

¿Cocina integral, de instalación libre o minicocina?

Hoy en día podemos elegir entre una gran variedad de tipos de cocinas, pero para esto es importante saber cuál es la cocina que necesitamos. Una cocina integral, ya sea lineal o de esquina, puede ser la elección ideal para quienes buscan un producto de gran versatilidad, ya que a menudo se puede diseñar a medida, y a la venta se encuentran modelos capaces de satisfacer todos los gustos. De esta manera, se podrá elegir entre cocinas clásicas, modernas, de estilo rústico o inspiradas en el estilo industrial. Actualmente, los materiales más utilizados para la parte frontal de puertas y cajones son los derivados de la madera, como el laminado y el lacado, pues permiten una gran facilidad de limpieza y mantenimiento, aunque en los últimos tiempos la madera maciza se ha vuelto a poner de moda. Los módulos que componen estas cocinas están disponibles en muchas medidas diferentes y se pueden personalizar en su interior con diversos tipos de baldas y accesorios. Las unidades de cocina independientes son la solución ideal para quienes quieren componer una cocina con módulos diferentes, en las que cada uno de ellos tenga una función específica y, sobre todo, para quienes prefieren tener módulos (por ejemplo, placa de cocción y horno) de calidad profesional y gran tamaño. Si bien antaño estas cocinas eran típicas del ámbito de la restauración (donde son muy utilizadas las unidades de cocina independientes en acero inoxidable), ahora es muy común verlas también en las casas. Por último, las minicocinas, ideales para los ambientes más pequeños, pueden ser de varios tipos. Existen minicocinas independientes, que en pocos metros cuadrados incluyen todos los elementos esenciales (lavabo, placa de cocción y encimera) y a veces se configuran incluso como islas, perfectas para convertirse en las protagonistas del ambiente, a pesar de sus dimensiones reducidas. También están disponibles modelos invisibles, ideales para un uso poco intenso y para los amantes del minimalismo, pues cuando se cierran sus puertas, la cocina se mimetiza perfectamente con el ambiente. ... Más ... Menos ... Más ... Menos ... Más ... Menos

Navegar por Marca

On sale

Guardar en:
Síguenos en