164 Mostradores para recepción de oficina

La primera impresión es la que cuenta, y para una empresa o un estudio profesional, la primera impresión se basa en su área de recepción. Un aspecto descuidado y un ambiente poco agradable pueden tergiversar la imagen que la empresa quiere dar. Por eso es fundamental no pasar por alto ni el más mínimo detalle, desde los muebles hasta la decoración, y, sin dudas, el aspecto más importante es el mostrador para la recepción.

Las características del mostrador para recepción de oficina

Más allá del mensaje que quiera comunicar la empresa, es imprescindible que el área de acogida transmita orden, limpieza y profesionalidad. De aquí que el mostrador para recepción tenga que respetar algunos requisitos. La forma característica en dos niveles, con una superficie interior más baja para los operadores, y una superficie exterior más alta para el público, nace de la exigencia de mantener la zona operativa alejada de la vista y protegida. Algunos modelos incluyen un módulo más bajo que permite recibir a los visitantes invitándolos a sentarse en caso de que tengan que hacer consultas o firmar documentos.
Así como la parte externa debe reflejar determinados criterios estéticos, como la elegancia, la tradición o la innovación, la parte interna se tiene que diseñar respetando la ergonomía y la funcionalidad. Las personas que trabajan en la recepción necesitan tener a disposición los mismos equipos y materiales que se utilizan en una oficina: una silla cómoda, ordenador, teléfono, fax, impresoras y cajones para el material de oficina. Un mostrador para recepción bien diseñado es capaz de conjugar un aspecto estético atractivo con un espacio bien organizado y funcional.

Mostradores para recepción y diseño: una infinidad de formas

A pesar de que las características implícitas del mostrador parecen no dejar mucho espacio a la imaginación, las empresas productoras de complementos de decoración y mobiliario para oficinas ofrecen modelos con las más increíbles formas. Por tanto, decorar la recepción puede convertirse en una tarea muy divertida e inspiradora para un diseñador, gracias a la gran cantidad de opciones a disposición. En el mercado podemos encontrar modelos fijos o modulares, compactos o alargados, con formas rectilíneas o redondeadas y sinuosas.
Las soluciones de diseño son múltiples, aunque mantienen siempre el característico perfil con la parte externa alta y el escritorio en el interior. Se pueden componer mostradores lineales o curvados, en forma de semicírculo, en L, en U o incluso en S, si el espacio lo permite. Con los mostradores para recepción modulares se pueden combinar módulos curvados y rectilíneos, para dar mayor dinamismo al espacio.
Es importante tener en cuenta que las líneas curvadas transmiten una sensación de hospitalidad más acentuada con respecto a las rectilíneas, y ayudan a suavizar el efecto barrera que muchas veces caracteriza a los mostradores de la recepción.

Los materiales y los acabados de los mostradores para recepción de oficina

Los acabados contribuyen a modelar el impacto visual del mostrador para recepción y juegan un papel fundamental en la transmisión de la imagen de la empresa. A través de un mostrador para recepción de madera se puede transmitir solidez y tradición, pero si se quiere dar mayor ligereza, se puede optar por la combinación de materiales distintos, incluso insólitos.
Por ejemplo, una empresa que trabaja en el campo de la innovación, se representará perfectamente con un mostrador de diseño, realizado de Solid Surface. Este material, prácticamente indestructible, permite obtener una superficie sin interrupciones o puntos de unión que se modela en moldes específicos según el gusto propio. Esta solución ofrece la posibilidad de elegir entre una amplia gama de colores y texturas, para realizar el mostrador utilizando los colores corporativos.
Los mostradores para recepción de vidrio se utilizan con frecuencia para dar ligereza y luminosidad a un local con poca luz natural. A menudo la parte del mostrador destinada a acoger a los visitantes está compuesta por piezas de vidrio templado o cristal, gracias a la facilidad con la que este material se integra con el resto de los materiales, desde la madera hasta el laminado, el metal o la piel.
También tenemos los mostradores con iluminación integrada que permiten dar mayor ligereza a la estructura, gracias a las tiras de led que, por ejemplo, enmarcan la base, la parte central o la parte elevada del mueble, recorriendo todo su perímetro.
Y para obtener una mayor personalización, en algunos casos es posible colocar el logotipo de la empresa en la parte frontal.

¿Cómo elegir el mostrador para nuestra recepción?

La elección del mostrador para recepción depende de muchos factores. La dimensión y la forma se deben seleccionar en base al espacio que se tiene a disposición y al número de operadores que trabajarán en el mostrador.
Es conveniente preferir los modelos con pasacables, que serán muy útiles para mantener la superficie en orden.
Otro aspecto importante, que nos permite mantener la organización funcional del mostrador, es conocer las actividades que realizará el personal que trabaje en él. Si el operador se limita a acoger al público y a recibir llamadas, es suficiente equiparlo con lo necesario para estas funciones. Mientras que, si las funciones son más complejas, como de secretaría, cobro o archivo, el mostrador tendrá que equiparse también con muebles contenedores. Lo importante es elegir cajoneras, armarios y estantes combinados con la estructura del mostrador. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en