Muebles de entrada

Los muebles de entrada son unos elementos decorativos destinados a acoger a los dueños de la casa y a sus invitados, y a la vez de fuerte impacto estético. Diseñar el recibidor hasta en sus más mínimos detalles es fundamental, porque la primera habitación de la casa es la que le imprime un fuerte impacto al estilo de una vivienda. Darle a la casa un sello clásico o moderno pasa por los volúmenes llenos y suaves de un mobiliario de entrada tradicional, o bien por las formas finas y minimalistas de un mueble de diseño de estilo contemporáneo.
Por eso, el mercado de los muebles de entrada pone a disposición un gran número de soluciones y complementos decorativos, cada uno de los cuales ha sido diseñado para poder adaptarse a cualquier idea de interiorismo.

Los elementos que constituyen un mueble de entrada

El mueble de recibidor ideal es el que responde a todo tipo de necesidades. Los más funcionales son capaces de organizar bien el espacio, haciendo que resulte especialmente agradable. Para aprovechar lo más posible cada ambiente, podemos optar por muebles de entrada de pie o muebles colgados directamente de la pared.
En ambos casos, los más corrientes son los muebles con cajones de todas las formas y tamaños, muy útiles cuando hay que vaciar los bolsillos al llegar a casa. Otro elemento que suele componer el mueble de recibidor es el perchero, que podrá ser un galán de noche, una barra perchero o, sencillamente, una sucesión de colgadores. O también, en lugar de ser un simple lugar donde colgar chaquetas y abrigos, el mueble de recibidor puede completarse con un práctico paragüero, que evitará que los paraguas mojados goteen directamente en el suelo.
La entrada también es el espacio ideal donde colocar un amplio espejo, tal vez de cuerpo entero, evitando incómodos medios cuerpos (los espejos de este último tipo son poco funcionales si se quiere la visión completa del traje que se lleva).
No solo espejos, percheros y vaciabolsillos, sino también unas prácticas baldas componibles que amueblarían ad hoc cualquier tipo de recibidor. Por último, los muebles de recibidor resultan muy funcionales cuando incluyen un compartimento para zapatos donde guardar precisamente este complemento nada más llegar a casa y ponerse en seguida unas cómodas zapatillas.

Estilo elegante o moderno: materiales y tipos de muebles de entrada

Una vez comprobado el estilo que se les quiere dar al recibidor y a toda la casa, solo queda elegir los materiales y las formas de los muebles de la entrada.
Los muebles de recibidor de madera pueden ser los elementos básicos de un mobiliario de estilo clásico y elegante, y los colores especialmente aconsejados en este caso son el nogal y, en general, las maderas más claras.
Una consola de recibidor con unas fotografías enmarcadas o unos vaciabolsillos sin duda embellece la entrada de una casa. En el mercado las hay de todo tipo, algunas incluso dotadas de accesorios muy cómodos, como estantes o vitrinas que le dan un toque señorial a todo el conjunto.
En cuanto a la idea de una entrada de estilo moderno, naturalmente cambiarán el diseño y los materiales empleados. En la entrada de una casa con muebles modernos, no puede faltar de ninguna de las maneras un perchero de acero, incluso de línea de lo más extravagante, acaso combinado con un espejo de cuerpo entero que asocie funcionalidad y comodidad de uso. Los muebles de entrada modernos tienen la ventaja de ser muy versátiles, ya que la gama donde elegir es muy amplia en el caso de los muebles componibles. Basta pensar en una estantería suspendida, colgada de la pared, compuesta por varios elementos modulares que pueden desplazarse y ensamblarse a voluntad. O en una práctica librería de forma ondulada, en la que seguramente no cabrán muchos libros, pero que será capaz de darle un toque moderno y a la vez elegante no solo al recibidor, sino también a toda la casa.
Las últimas tendencias se orientan hacia unas ménsulas sencillas y funcionales, posiblemente también compactas, que sirven para depositar objetos y tenerlos siempre al alcance de la mano y para guardar debajo objetos que se usan poco y son muy voluminosos.

Los muebles de recibidor y las dimensiones del espacio

Concluimos con una breve pero significativa referencia a las dimensiones de los muebles de entrada.
Tanto si nos encontramos ante una casa de inconfundible elegancia, como si nos encontramos ante una casa de estilo moderno, los muebles de recibidor tienen que ser del tamaño adecuado para no dar la impresión de encontrarse en un ambiente ahogado y pequeño. Incluso a la hora de amueblar una entrada open-space hay que tener en cuenta que el espacio libre tiene que sumar, por lo menos, unos 70 centímetros, para que cualquier persona pueda moverse libremente. Ni que decir tiene que depende de la capacidad del interiorista hacer resaltar un ambiente pequeño amueblando un recibidor de pequeñas dimensiones con muebles compactos, para no renunciar a la funcionalidad del complemento decorativo sin limitar en exceso el espacio disponible. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en