SUMMER SALES | ¡Utiliza el código READYFORSUMMER25 y ahorra con un descuento extra del 25%!

66 Sillas de playa

Si se dispone de un jardín o de una terraza, no cabe duda de que una silla de playa es la elección ideal para relajarse y disfrutar del tiempo libre. Naturalmente, incluso las personas que no tienen la suerte de poseer un pequeño espacio exterior pueden disfrutar de alguna manera del relax que solo las tumbonas pueden ofrecer, ya que se comercializan en muchas formas y modelos, lo que permite al comprador elegir la silla más adecuada para sus necesidades de relax.
La tumbona tradicional, también llamada “hamaca”, se caracteriza por una estructura muy elemental, es decir, una base, por lo general hecha de metal o madera, y una tela que permite apoyar la espalda, logrando una posición semitumbada. Pero hoy en día los modelos de tumbonas de diseño abarcan los materiales más dispares, con nuevas formas y funciones para todos los ambientes y usos.

¿Cómo elegir la mejor silla de playa?

Los elementos a tener en cuenta a la hora de elegir la silla de playa ideal son muchos, empezando por las necesidades personales, domésticas y de espacio de cada cual. Los modelos disponibles son muy variados y difieren entre sí en cuanto a materiales, colores, amplitud y características estructurales.
Quienes deseen integrar la silla en un espacio exterior de estilo contemporáneo, por ejemplo, pueden optar por un modelo de metal; en cambio, las tumbonas de madera sin duda son las más corrientes y pueden usarse tranquilamente en casi todos los ambientes, ya sean interiores o exteriores. Las maderas más empleadas para fabricar estos modelos sin duda son el roble, la teca y el pino, que son todos materiales resistentes y de larga duración. Pero también existen modelos más ligeros y fáciles de transportar, como las sillas de playa de plástico, que suelen ser plegables y resistentes a los agentes atmosféricos.

Las ventajas de los distintos modelos de tumbonas: características en comparación

Quienes disponen de poco espacio en casa o en el exterior pueden optar por los modelos de sillas de playa plegables, que permiten reducir considerablemente el volumen ocupado y, por tanto, usar la silla incluso en los ambientes menos espaciosos.
Las versiones reclinables, en particular, permiten calibrar las necesidades de relax de cada cual y convertir el objeto en una cómoda tumbona para broncearse, ya que la estructura de los modelos reclinables puede “alargarse”, lo que permite usar el objeto como una silla normal cuando no está reclinada, y como una pequeña cama, si se desea relajar la espalda o dormir.
En cambio, los modelos fijos, o sea los que no pueden plegarse, son más adecuados para quienes no tienen problemas de espacio.
Todos estos modelos se comercializan en varios materiales, según los gustos personales del comprador. Además, muchos modelos tienen pequeños accesorios para calibrar el relax de cada cual en todo momento, basta pensar en las tumbonas con reposabrazos o en las versiones con reposapiés, aún más cómodas.
También el color de la silla juega un papel importante, y desde luego es otro elemento a tener en cuenta a la hora de comprar este objeto.

Cómo elegir la silla de playa adecuada para las necesidades de cada cual

Las sillas de playa son asientos muy útiles, tanto en verano como en invierno, porque permiten relajarse y usar la silla con varias finalidades, para ver la tele, leer en un lugar protegido a la sombra, tomar el sol en el jardín, el balcón o la terraza, o sencillamente para dormir, ya que se encuentran modelos capaces de satisfacer las necesidades de todo el mundo.
Sin duda, las necesidades de espacio conllevan la compra de una silla de tamaño pequeño, y si el lugar donde se desea usarla es muy reducido, siempre es aconsejable elegir un modelo plegable.
Si se desea dejar la silla al aire libre, por ejemplo en un jardín, es aconsejable comprar una de plástico, o bien optar por un modelo de tumbona de fibra sintética, o en cualquier caso de un tejido técnico adecuado para exteriores.
Mientras que en todos los demás casos se puede optar por otros modelos, como las hamacas de tela corrientes.

La tumbona: un objeto de relax que se convierte en complemento decorativo

Las tumbonas modernas son objetos multifunción, ya que se usan no solo para relajarse, sino también para amueblar la casa de forma elegante y original.
Es preciso tener en cuenta que las tumbonas de madera oscura sin duda son más elegantes y adecuadas para amueblar un ambiente interior, mientras que las de color claro son más adecuadas para espacios exteriores como playas y parques.
Los modelos de sillas de playa fabricadas con materiales más macizos y refinados serán más adecuados para amueblar el patio o la veranda, mientras que, si se desea un objeto para transportar, es aconsejable optar por un material más ligero, como el plástico precisamente.
Por último, muchos modelos, como por ejemplo las sillas de teca con reposabrazos, son especialmente adecuados para amueblar jardines, terrazas o balcones, entre otras cosas porque la teca es un material muy resistente y es ideal para amueblar los ambientes más rústicos. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en