67 Tablas de cortar

Uno de los accesorios más utilizados en nuestras cocinas es sin dudas la tabla de cortar, con sus formas, dimensiones y materiales diferentes. Es un elemento muy sencillo y de gran ayuda a la hora de preparar y presentar nuestros platos. Además, es fundamental por diversas razones, no solo desde el punto de vista estético sino también y, sobre todo, por la cantidad de usos que se le pueden dar. Este accesorio se usa desde tiempos remotos, cuando aún no se habían inventado muchos otros utensilios de cocina que hoy usamos a diario y, a pesar de la evolución tecnológica y el paso del tiempo, nunca ha perdido su importancia y utilidad.

Las múltiples funciones de las tablas de cortar de cocina

La tabla de cortar es un utensilio con una superficie plana y dimensiones que suelen ser reducidas, y se utiliza para elaborar, cortar y picar los alimentos. Pero el uso, aparentemente más sencillo, encierra en realidad una serie de otras funciones muy importantes para nuestra cotidianidad en la cocina. 
Comencemos por decir que las tablas de cortar constituyen una barrera higiénica entre los alimentos y las encimeras, permiten evitar que las superficies de la cocina se rayen o deterioren con el tiempo, facilitan el uso de cuchillos y otros utensilios afilados y, si se usan correctamente, evitan que las hojas de estos utensilios se dañen con el paso del tiempo.
Las tablas de cortar también pueden ser útiles en otras ocasiones; además de cortar los alimentos, por ejemplo, las tablas de cortar con mango, se pueden utilizar para llevar a la mesa alimentos como el pan, los embutidos o quesos, o en los restaurantes para las presentaciones más elaboradas de carne y pescado.

Las tablas de cortar de madera y su mantenimiento

Con mucha probabilidad, las tablas de cortar de madera son las más usadas en nuestras casas y, por lo general, se realizan utilizando esencias poco porosas, como el haya, el roble o el nogal. 
Estas variedades de maderas tienen características que las convierten en el material más adecuado para este tipo de uso: se consumen más lentamente y es muy difícil que se puedan astillar durante la elaboración de los alimentos.
Pero es muy importante que estos utensilios se utilicen y conserven de modo correcto. 
Es fundamental lavar y desinfectar la tabla de cortar con agua caliente y jabón, tras su uso. 
Para evitar que en esta se impregnen olores fuertes, es recomendable pasar sobre la superficie sal gruesa, limón o bicarbonato de sodio. 
Antes de guardarla con otros utensilios, es necesario asegurarse de que esté bien seca, para evitar la proliferación de humedad y bacterias.

Materiales y usos de las tablas de cortar profesionales

Las tablas de cortar profesionales merecen todo un capítulo por separado, ya que se utilizan para funciones diferentes con respecto a las normales de uso doméstico.
Las superficies de corte tienen que ser muy resistentes y, en algunos casos, también de grandes dimensiones. Además, deben garantizar una impermeabilidad especial contra líquidos y olores. 
Por estas razones, en el sector de la restauración se utilizan a menudo las tablas de cortar de polietileno. Este tipo de superficies se realiza siguiendo criterios rigurosos de seguridad y respetando las normas HACCP, según el manual de autocontrol para la higiene de los alimentos.
Las tablas de cortar de polietileno siempre son blancas, para evitar el uso de colorantes o de otras sustancias potencialmente tóxicas.

Tablas de cortar con formas peculiares y funciones originales

Con el pasar del tiempo, algunas características de las tablas de cortar se han ido modificando con el objetivo de tener un producto específico para cada tipo diferente de alimento.
Las tablas de cortar con surco son el perfecto ejemplo de lo que comentábamos antes: alrededor del perímetro de la clásica superficie lisa se ha añadido un pequeño surco que permite recoger los líquidos desprendidos por algunos alimentos durante su elaboración; estas tablas de cortar son perfectas para la elaboración de frutas y verduras.
Otros tipos de tablas de cortar tienen pequeños perfiles o compartimentos que pueden acoger alimentos de dimensiones reducidas o picados con anterioridad. Estas son perfectas para la degustación de tapas y entrantes con amigos y familiares.
En las versiones más modernas también es posible encontrar tablas de picar con palillos o pequeños cubiertos, creados específicamente para cortar y saborear alimentos como embutidos y quesos.

Utilizar las tablas de cortar como elementos decorativos

Las tablas de cortar pueden convertirse en objetos ornamentales de nuestra cocina, de un rincón de la casa o incluso de paredes de restaurantes o locales de estilo rústico y tradicional.
Por ejemplo, podríamos elegir las clásicas tablas de cortar rectangulares, y colocarlas en un estante o en una alacena en la cocina, para dar un aspecto más cálido y acogedor a la habitación. También podríamos decorarlas utilizando técnicas como el découpage o con otros tipos de aplicaciones, para dar un toque de color y personalidad al ambiente.
Si, en cambio, queremos optar por un estilo más moderno, podríamos escoger una versión más contemporánea de este objeto, como por ejemplo, las más recientes tablas de cortar de piedra de lava con su típico color oscuro y sus tonos fríos y minimalistas.
La gran cantidad de modelos en el mercado nos permitirá dar amplio espacio a la imaginación para encontrar la tabla de cortar más adecuada con respecto a nuestro estilo y decidir cómo usarla. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en