115 Tazas

¿A quién no le gusta pasar las tardes de invierno en compañía de un buen libro mientras saborea una taza de té bien caliente? Las tazas, con el estilo clásico característico de los juegos de té de las abuelas o con sus versiones irónicas y de colores típicas de las parejas más jóvenes, son objetos de uso cotidiano en nuestras vidas. La versión más común es la de los Tazones de origen inglés. Se trata de un vaso muy amplio, con una base circular y asa que, por lo general, es de cerámica, con el objetivo de preservar el calor. Las tazas siempre se han utilizado para contener bebidas calientes, humeantes, capaces de acompañarnos en momentos importantes de la jornada: si en la mañana necesitamos una buena carga de energía para enfrentarnos a los miles de compromisos del día, pues qué mejor que mimarnos con una taza de capuchino; y si en la tarde necesitamos tomarnos una pausa del estudio o del trabajo, nada como una taza de té para relajarnos.

No solo tazas de porcelana

Ya las tazas no se realizan solo en porcelana, ahora, además de las clásicas tazas de cerámica, existen muchos otros materiales, desde los más comunes hasta los más ecológicos. Tenemos las tazas de vidrio, ideales para contener bebidas de colores, como las infusiones; las tazas de bambú, cómodas para llevar incluso fuera de la casa; las tazas con la tapa de silicona, las mejores para quienes aman tener siempre consigo una bebida caliente, salir de casa y seguir saboreando el café, incluso en el metro o en la oficina; así como las tazas biodegradables, una opción que combina la funcionalidad y el respeto por la naturaleza. Y si nuestro estilo favorito es el vintage, podemos utilizar las tazas de metal que recuerdan las antiguas tazas de leche y que hoy se cubren con esmaltes de colores pop o se dejan con el color clásico del acero. En los últimos años también han comenzado a difundirse las tazas de cobre, no solo para contener bebidas calientes sino también para cócteles.

Tazón: tazas para el desayuno y para el té

Si son las cinco de la tarde, ha llegado la hora de sacar de la alacena nuestra taza de té favorita y de saborear unas galletas de mantequilla. Cada uno tiene la suya, de dimensiones medianas o extragrande, de colores o minimalista y por lo general refleja el carácter de quien la elige. Los más jóvenes prefieren tazas para el desayuno simpáticas, con mensajes divertidos, mientras que para otros la taza de porcelana representa el máximo de la elegancia y la etiqueta. En los últimos años muchas marcas y diseñadores han revisitado los juegos de tazas con platillo dándoles un toque original que vuelve especiales nuestras mesas y las convierte en objetos de diseño que invaden los estantes de nuestras cocinas. 
En el mercado podemos encontrar tazas sin asa, con un estilo más oriental, o grandes tazas de café americano, o tazas térmicas, verdaderos pequeños termos que nos acompañan por toda la ciudad. Y cómo olvidar las tazas con infusor, en las cuales podemos introducir directamente nuestra mezcla de té favorita para obtener una bebida en pocos minutos. Las tazas con dos asas han sido ideadas para que los más pequeños de la casa puedan utilizarlas sin derramar la leche caliente.

Una taza personalizada puede convertirse en un regalo sorprendente

Una taza es una excelente idea para un regalo si no se quiere gastar demasiado, ya que es un objeto simple y poco costoso, y bastará con elegir la ideal para cada ocasión. En el mercado podemos encontrar muchas tazas navideñas, con colores tenues o con las asas decoradas y con colores pop. Un regalo que muchos aprecian son las tazas con las iniciales del nombre, ya sea para utilizarlas o para exponerlas colgadas de un gancho en la cocina. Para los niños y adolescentes podemos ir al seguro con tazas de colores y formas extravagantes y, claro está, no faltarán las tazas con los personajes de dibujos animados o los superhéroes favoritos. Una taza también es un excelente suvenir para regalar al final de un viaje, por eso las encontramos siempre en las estanterías de las tiendas de las grandes metrópolis, con el nombre de la ciudad o la imagen del rascacielos más alto. Y un juego de tazas elegantes puede ser un perfecto regalo recuerdo de un evento importante.

Las tazas para decorar casas clásicas y modernas

Los usos alternativos de este objeto son múltiples, gracias a la facilidad con que podemos encontrar la taza adecuada para cada estilo. A menudo las tazas portalápices están presentes en los escritorios de los adolescentes, mientras que en las cocinas adornan los estantes, convirtiéndose así en un complemento de decoración. Las más clásicas se colocan en las vitrinas del salón junto a la tetera, el azucarero y los platitos y, en este caso, todas las piezas tendrán la misma decoración; mientras que las tazas más modernas, con sus gráficas geométricas y sus colores pastel, decoran las cocinas contemporáneas con isla. Por último, las tazas para microondas las podemos enganchar de un soporte, y casi siempre se trata de un portatazas metálico. ... Más ... less
Guardar en:
Síguenos en