301 Tocadores

Los tocadores son accesorios de decoración totalmente dedicados al cuidado personal y generalmente se incluyen en los muebles de la zona de descanso. Los tocadores se han reinventado de una forma más moderna para adaptarse a entornos con un carácter contemporáneo, trabajando en la estructura, pensada para adaptarla a las necesidades de los espacios pequeños, manteniendo la funcionalidad de almacenaje para objetos pequeños. Los tocadores más modernos no siempre están presentes en todas las habitaciones, pero aquellos que tengan suficiente espacio disponible podrán beneficiarse de un accesorio de diseño que puede ser extremadamente funcional e interesante. Estas mesas de maquillaje a menudo están equipadas con numerosos cajones, compartimentos y compartimentos ocultos útiles para almacenar cosméticos y otros: aunque, en un estilo puramente minimalista, los tocadores también pueden estar formados por un estante simple y un espejo montado en la pared.

El tocador, un clásico reinventado

Un tocador de estilo tradicional encaja perfectamente en un proyecto de diseño de estilo clásico con productos de madera y acabados preciosos. Los modelos contemporáneos, por otro lado, se caracterizan por formas compactas y con contenido que se adaptan a la concepción del espacio más moderna. Antes de elegir un tocador, es necesario saber el tamaño y la forma de la habitación, para evitar dejar demasiado espacio sin utilizar. Un tocador más pequeño, pero más alto puede equiparse con un práctico espejo plegable o montado en la pared.

Los innumerables estilos de tocadores

Los tocadores de estilo moderno se han reinventado para adaptarse a entornos con un carácter contemporáneo, trabajando en la estructura, pensada para adaptarla a las necesidades de los espacios pequeños, manteniendo la funcionalidad de almacenaje para objetos pequeños. El estudio de los materiales es fundamental para renovar estos muebles con un carácter tan histórico: por ejemplo, los tocadores de cuero están enriquecidos con elegancia y modernidad, mientras que los tocadores de metal son la solución perfecta para hacer de su rincón de belleza una joya de diseño.

¿Dónde colocar un tocador en casa?

Los muebles decorativos, una vez indispensables en los dormitorios de las señoras, los tocadores habían perdido su protagonismo en el área de descanso con el tiempo. La vida agitada de los tiempos modernos ha cambiado el cuidado de la persona de la habitación al baño, en lugar de en los rincones dedicados a las mesas de maquillaje que se convirtieron en los protagonistas de un momento de intimidad puramente femenina. Hoy, sin embargo, la búsqueda cada vez más cuidadosa de muebles de diseño ha dado nueva vida a estos muebles, haciéndolos decaer en todos los estilos, materiales y colores posibles, y atrayendo la atención de los diseñadores que se dedican a conceptos y elaboraciones cada vez más interesantes. En los hogares modernos, como en toda su historia, el tocador brinda una profunda intimidad a la esquina de la casa en la que se encuentra, creando una profunda empatía.

Los espacios secretos del baño

El mueble más femenino de todos, con el paso del tiempo, siempre es capaz de crear un cálido rincón privado donde también puedes disfrutar de un momento de tranquilidad de la agitada vida de hoy. Lo importante es que su propio tocador pueda poner a disposición todos los objetos personales que la mujer necesita, en sus rincones a menudo con cajones menos visibles, puertas ocultas o incluso estantes con solapas en los que es posible insertar un espejo secreto.
En entornos domésticos más grandes, el tocador se coloca incluso en el baño y, por lo tanto, no necesariamente en la habitación. De esta manera, la privacidad en el uso de este mueble se puede llevar al extremo. ... Más ... less

Filter/Order

Filter by

Precio

$
$
Guardar en:
Síguenos en